Daniela Edburg a través de su obra cuestiona la naturaleza humana y su relación con lo artificial. La pieza Autoimmune (2019) explora la geografía de un cuerpo enfermo.

Dentro del contexto de Clímax: entre lo sublime y el éxtasis, a través de la pieza se pretende abordar el concepto de lo monstruoso, el cual usualmente se utiliza para describir algo que no encaja en el marco de lo convencional y lo racional. Actualmente este concepto resulta relativo y condicional, por lo que encontrar algo “monstruoso” dependerá del pensamiento y experiencia de cada persona.

La pieza es un retrato de una figura que de primera impresión parece ser humana, sin embargo, es antinatural ya que se presenta ante nosotros a manera de naturaleza muerta, es decir, como una composición preconcebida, un montaje.

Al observar detenidamente la pieza, se aprecian elementos que remiten a lo transgénico y a la descomposición del cuerpo humano, esto por la diseminación de tejidos sobre él. Es entonces que lo erótico se manifiesta por medio de la monstruosidad anclado a lo natural mediante la idea de lo perecedero. Por otra parte, de una manera poética, el ambiente íntimo y doméstico que envuelve a la figura central de la fotografía permite al espectador establecer una analogía con el mundo real.

  • Black Facebook Icon
  • Black Instagram Icon
victoria147-emprendedora-negro.png

© 2020 Mercarte - Branding Art ® Todos los derechos reservados.