Agusta YR utiliza las plataformas digitales no para compartir fotos y ganar seguidores, sino como un espacio público para explorar la autoexpresión, promover el amor propio y hacer realidad sus fantasías sexuales.

El uso de herramientas digitales, le permiten recontextualizar cualquier material para llevar a los espectadores a mundos nuevos.

La pieza Happy Wife (2016) surge de una selfie que la artista Augusta YR se tomó y envió a un chico a través de una app y que posteriormente intervino mediante un filtro de Snapchat.

En ella coexiste lo sagrado y lo profano, tal y como solía ser en las pinturas renacentistas, en las que el amor ilícito, carnal y erótico era una fuente interminable de inspiración para los pintores sadomasoquistas y machistas. Esto se hace más evidente en la forma oval que enmarca la figura principal, así como en la perspectiva con la que el video fue grabado.

  • Black Facebook Icon
  • Black Instagram Icon
victoria147-emprendedora-negro.png

© 2020 Mercarte - Branding Art ® Todos los derechos reservados.